Vete a fregar… Pues NO, porque he venido a arbitrar.

Lo que iba a ser un hito histórico en el fútbol, al ser la primera vez que un trío arbitral estaba compuesto única y exclusivamente por mujeres, se vio empañado por la polémica de los insultos machistas recibidos por las protagonistas. Ainara Acevedo (Árbitra Principal), Matilde Estéves y Ylenia Sánchez como asistentes, a sus pies chicas. Me quito el sombrero, ole vosotras.

Lo que parecía algo normal donde la afición del San Vicente y el Llagostera acudía a animar a sus respectivos equipos, se convirtió en noticia debido a los insultos machistas que las colegiadas tuvieron que sufrir a lo largo del partido. Si ya de por sí, l@s árbitr@s deben aguantar los insultos habituales que se profieren cuando el arbitraje no es el agrado del delicado espectador, como «Vete a tomar por culo«, «Eres malísima«, «Asquerosa«,  ellas soportaron estoicamente frases vejatorias proferidas por los aficionados, simplemente por el hecho de ser mujer.

Desde la grada se puede oír a un pequeño sector de seres, que entonan frases como: «Vete a fregar, anda!», asumiendo que el sitio de una mujer está en el ámbito doméstico y no en un campo de fútbol, y encima arbitrando, MANDANDO en un sector que se «supone» es de exclusividad masculina; hasta donde podíamos llegar, por diós.

Otros del tipo:

«¿Quién de vosotros se la cepilla? ¿Lo hacéis todos?«, donde ya no sólo pone en duda su profesionalidad, sino que la relega al ámbito sexual, asumiendo que probablemente se haya tirado a todos los del equipo rival y por ello, está pitando a su favor. PERO POR FAVOR, ¿De dónde se ha escapado usted? ¿De qué época?. Vayan asumiendo que, las mujeres, tienen el mismo derecho que USTEDES a ejercer cualquier actividad profesional que quieran. Porque, aunque le duela, estamos capacitadas para ello.

Tanto Ylenia, como Ainara, como Matilde, decidieron un buen día convertirse en COLEGIADAS ÁRBITRAS, y usted no es NADIE, para utilizar su condición de MUJER para mofarse de ellas a nivel personal, ni a dudar de su profesionalidad. Más le vale que vaya asumiéndolo, cuanto antes mejor, será menos doloroso y  menos bochornoso para los que le rodean, entre los que por cierto, se encontraba un menor de edad. Chapeau por el ejemplo que le ha dado.

Para ejemplo, el de ELLAS. En ningún momento perdieron ni la compostura ni la profesionalidad, no entraron en provocaciones e hicieron su trabajo de manera impecable. De hecho, siendo conscientes de las ampollas que provocan, no tuvieron ni una palabra hacia sus insultantes y con mucha elegancia se centraron en su tarea.

Cabe destacar que la mayor parte de los aficionados que acudieron a Can Anglada,  a animar a sus equipos, tanto del San Cristóbal como del Llagostera no secundaron esos insultos y vejaciones, e incluso, el propio Club Deportivo del San Cristóbal está estudiando la forma de sancionar los hechos ocurridos porque son totalmente reprobables e inadmisibles.

Este caso me ha hecho recordar otro caso que también transcendió a la opinión pública, allá por el 2015. Fue el de la Jueza de Línea, que pitando en un partido de Segunda División, donde los insultos hacia el equipo de arbitraje se centraron casi exclusivamente en ella, dedicándoles frases como:  «Deja el banderín, los únicos palos que puedes agarrar son de fregonas y de pollas«, » Vete a fregar, que éste no es tu sitio» o » No veas si se nota que le has comido la polla al entrenador «. Y mi favorito: «Ojalá Franco levantara la cabeza y os mandara a todas a vuestro sitio, que es la cocina«. Si queréis leer la noticia completa, pinchad aquí.

Lo cierto es que la sociedad está cada vez más concienciada, aunque encontremos especímenes de Australopithecus de vez en cuando. A continuación, la noticia que emitió la Sexta. Aviso, puede herir sensibilidades:

 

Hasta pronto, Desastrosas!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.