Reunión semanal de amigas, recomendada por expertos

Todas llevamos vidas de locas, trabajes o no, tengas churumbeles o no, da igual, nunca hay hueco para parar y quedar con tus amigas. Pues que sepas que expertos y eruditos del tema lo aconsejan encarecidamente https://www.fucsia.co/belleza-y-salud/articulo/tus-amigos-mejoran-la-salud-y-el-estado-emocional/75390 y lo consideran necesario para la salud física y emocional de cualquier moderna que se precie. Y yo me considero muy moderna, porqué no.

Por eso mis amigas, a las que adoro y quiero con locura y sin las que ya estaría hundidas en la miseria, tenemos POR OBLIGACIÓN, la cita ineludible de los viernes, el “Viernes de Chicas”, sí o sí, contra viento y marea, caiga quien caiga. Ya debe haber una muy buena razón para no acudir, tipo : “Me han seleccionado para un Jurado Popular”, o, “Me han detenido y venid a buscarme”, “Voy a entrar en la NASA por lumbreras”, se acepta. Pero, un “NO PUEDO” no vale. Y menos un “He quedado con uno que me vuelve loca”; pues que espere, ostras.

A la que falta por una tontería, le guardamos rencor, y mucho. Y que no se repita.

La cita se organiza a horas intempestivas para que nos dé tiempo a las obligaciones de cada una. Incluso da tiempo a volver a casa y tomar una copa de vino u organizar una escapada de fin de semana con los tuyos. Nunca interferimos nuestra vida, siempre nos la facilitamos.

Consiste básicamente en contarnos cómo va todo y reirnos una jartá. Tipo fiesta de pijamas sólo que se hace en un bar y en lugar de ser adolescentes, todas hemos pasado la barrera de los taitantos. Lo mismo, vaya.

La cerveza, sin tapa, para que luzca más. No es obligatorio beber, cada una lo que el cuerpo le pida, pero por aquí por el sur como que apetece con los calores y sin los calores. Y nosotras somos muy sureñas.

“Un estudio realizado por la Universidad de Oxford afirma que las mujeres que salimos por lo menos dos veces por semana con nuestras amigas más cercanas, contamos con mejor salud y estado de animo. Según las investigaciones, tener amigas que te apoyen y que estén dispuestas a escucharte en cualquier momento, fortalece el espíritu, llena nuestros vacíos emocionales y nos ayuda a ver la realidad tal cuál como la estamos viviendo”.

Yo no necesito que ningún estudio de la Universidad de Oxford me lo diga. Me lo noto hasta en la punta de las pestañas. Y es allí, en ese pequeño oasis, donde te evades de todo, ríes, lloras y vuelves a ser tú, la de hace 20 años. Os quiero a rabiar, locas! Y como dicen por ahí, y qué gran verdad: LAS AMIGAS CURAN.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.