Petición de ampliación del Permiso por Maternidad ¿Ahora?

Pues sí, ¿AHORA?. YA ERA HORA. Desde que me quedé embarazada de mi primer churumbel, la baja por maternidad y la posterior incorporación mi puesto de trabajo me quitaba el sueño. Teniendo en cuenta que, como española, sólo me correspondían 16 semanas (como si te fueras a dejar al bebé «criao y andando»), decidí (evidentemente me vi obligada a hacerlo) guardarme las vacacionesdel año en curso (embarazada como estaba y hecha un pez globo, pero eso es otro tema) y por supuesto, las del siguiente, con el objeto de juntar cerca de seis meses de completa dedicación a mi bebé que estaba en camino, ya que no había tenido la suerte de ser finlandesa ni trabajar en Finlandia, donde te dan, por derecho, mínimo 37 semanas.

Por eso, gracias a gente como Elena Tena que,a gravés de https://www.change.org/, no por ser madre sino por solidaridad, comenzó una iniciativa personal para intentar cambiar la legislación española en el tema que nos ocupa. Su razones: » Proteger la Natalidad, los Derechos de los bebés, la vuelta al trabajo de las madres/padres, la Lactancia y la Conciliación laboral y familiar. Garantizar la sostenibilidad económica de la familia, evitar que a tu hijx lo cuide de tan pequeño un extraño, tener que abandonar tu empleo o el Mobbing Laboral a la vuelta a tu puesto de trabajo, garantizando a los bebés la crianza por parte de sus padres, que son los que mejor lo van a hacer«.

Huelga decir que a ella nos hemos unido más de 4460.000 personas que reclamamos un cambio, lo antes posible, ya que «es hora de pedir a todos los partidos y, especialmente, al Gobierno que se comprometa a instaurar una baja de al menos 8 meses para garantizar un óptimo cuidado del bebé y favorecer la igualdad de derechos de los padres en España, como ya lo hacen en los países europeos más avanzados».

Esta demanda se basa en ítems tan importantes como la lactancia continuada y exclusiva durante los seis meses y aconsejada por la OMS, ni más ni menos, y por otro lado, estaría la Protección de la Natalidad, porque la gente se acobarda a la hora de ponerse a procrear con estas maravillosas condiciones que tenemos, evidentemente. Cada vez retrasamos más la edad de la primera maternidad y no es para menos con las expectativas que hay.

Recientemente, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap)https://www.aeped.es/ ha respaldado esta propuesta y también solicita el permiso de maternidad por lo menos hasta los seis meses, que éstos sean transferibles entre ambos progenitores y por supuesto, que sean permisos remunerados: «podría suponer beneficios sanitarios y en el bienestar de las familias y además un avance en igualdad, ya que haría posible que muchas mujeres que no pueden hoy permitirse excedencias para prolongar su baja, dispusieran de más meses remunerados«.

Aún recuerdo mi primer día después de la Baja por Maternidad, cómo olvidarlo. Pasé los «quirios» porque, a pesar de preparar a mi bebé para mi ausencia, dándole biberones con leche de continuación y en contra de mi voluntad, mi cuerpo me pedía darle de mamar. En el trabajo tuve que cambiarme dos veces de camiseta (me había llevado muda de recambio por si las moscas) con el consecuente malestar que eso provocaba, ya que trabajo con personas, rodeada de personas, por lo que no me podía esconder y apenas disimular.

Esa noche, cuando llegué, le dí la última toma. Ya no tuve más subidas de leche. Como decían las abuelas «me quedé seca». La tristeza se apoderó de mí, es como una especie de despedida, o al menos yo lo viví así. Las horas de lactancia materna que contempla la legislación española son insuficientes y no se adaptan a las necesidades reales de las madre trabajadoras, porque muchas personas deben desplazarse para poder acudir al trabajo, cosa que interfiere indirectamente en los lazos establecidos entre madre e hijo.

Nuestra legislación no favorece la conciliación laboral, ni garantiza la sostenibilidad económica de la familia, ya que muchas (recalco, muchas) deben reducir jornada, e incluso, abandonar su puesto de trabajo, para poder atender adecuadamente a su bebé, siendo imposible poder conciliar la vida familiar con la laboral. Pero eso es otro tema del que ya hablaremos.

Para ver y firmar la petición: www.change.org/32semanas

Yo ya lo he hecho, ¿A qué esperas para hacerlo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.