Acerca de MadreDesastre

Este Blog nace de una necesidad vital necesaria que surge tras ser madre. Pensaréis, vaya novedad. Pues sí, una entre tantas, no soy especial ni mucho menos. Peeeeero, en mi caso concreto es que he trabajado toda mi vida con adolescentes con problemas de conducta. Y la maternidad, así a lo lejos, era como «Pan Comido» para mí.

Ilusa. Nada más lejos de la realidad.

En casa del herrero, cuchillo de palo, ¿No?

Y así fue. De trabajar con los jóvenes que yo trataba, a encontrarme con una criatura en mis brazos, había un abismo. Porque no es lo mismo, la relación terapéutica que la relación filial. Ya desde la lactancia materna me he sentido frustrada, y eso que tuve la gran suerte de poder ofrecésela a mis hijos, pero mi afán de perfeccionismo laboral lo extrapolaba al maternal, cuyo resultado se derivaba en fracaso tras fracaso, más si cabe todavía, al comparame con otras madres que siempre sabían qué consejo darme, qué conducta reprocharme y demás. Os suena ¿verdad?

El colmo era cuando entraba en Internet y veía que todo el mundo lo hacía bien, excepto yo. Mátame camión. Sin embargo, pude dar con un sector incipiente de madrazas que, a pesar de no ser perfectas, se lo tomaban con gran sentido del humor y una relatividad abrumadora. Me hice parte de ellas y decidí seguir en esa onda, en esa nueva conciencia de que no existe un manual de instrucciones y que la madre perfecta no existe.

 

Y aquí estamos, riéndonos de las locuras que como madresdesastres, y con la mejor intención del mundo, hayamos podido cometer.

Abrazos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.